La fortuna ha estado de nuestra parte y hemos vuelto a conseguir recortar un poco nuestra diferencia con respecto a la cabeza de carrera. Y la verdad sea dicha, esta era una etapa en la que abrir carrera (salíamos primeros) sólo te podía traer complicaciones, ya que una buena parte del recorrido que hacíamos era diferente al de las motos, con lo que no había marcas en el suelo y teníamos que andar muy atentos para no perdernos.

En lo que al terreno de la especial se refiere, era muy estrecho (en algunos sitios casi no cabíamos) y sinuoso, al discurrir por cauces de ríos secos.

 

Hemos rodado sin problemas hasta que al llegar a un punto había una pista que salía detrás de un árbol y que no se veía nada. Se lo he indicado a Nasser, pero era tan poco evidente que hemos continuado por la derecha un rato, hasta que hemos dado la vuelta. En ese momento nos adelantó Peterhansel, que pasaba a abrir carrera, algo que no duró mucho, pues

poco después ha pinchado y ha tenido que parar. Volvíamos a estar en cabeza y en los últimos kilómetros hemos aumentando el ritmo aprovechando una zona favorable para nuestro coche, ya que era rápida, pero con un suelo muy bacheado. Hemos terminado terceros y ahora

estamos a algo más de seis minutos del líder.

 

Para la cuarta etapa salimos en una inmejorable posición, con dos coches muy rápidos por delante que no nos estorbarán por el polvo, pero que nos indicarán las trampas del camino.

 

En cuanto al coche, de momento va muy bien. La única pega es que en algunos momentos se calienta un poco. Lo hemos comentado con la gente del equipo y nos han dicho que es algo normal y que la única solución cuando pasa esto es levantar el pie… Habrá que cuidarlo.

About these ads