Amaneció una mañana algo fría pero soleada sobre la llanura del Monte de los Melones. Cuando algún que otro mecánico paseaba solitariamente por el pit-line, los fotógrafos ya estaban detrás de la barrera, a la caza de la primera y pequeña instantánea del nacimiento de la nueva era. Y no se equivocaron, se abrieron las puertas de los garajes y se encontraron con el nacimiento de un nuevo monoplaza. Al encenderse el semáforo verde, la escudería Bmw a manos de Robert Kubica y el probador Cristian Klien sacaron a pasear el nuevo proyecto hibrido, muy crudo en sus carnes pero totalmente oficial. (más…)