El Aston Martin DBR9 del Team Módena saldrá segundo en la clase LMGT1 en la carrera de mañana de las Le Mans Series en el Jarama, última prueba del campeonato. El equipo busca un gran resultado para dar  Antonio García el campeonato de pilotos en la carrera de casa, que se disputará a partir de las 12:00 horas.  Con los pilotos experimentados Peter Hardman y David Brabham junto a Antonio, hay una gran confianza en el equipo para ganar mañana esta carrera de los 1000 km.

El meeting comenzó fuerte para el Team Módena al ser el más rápido en dos de las tres sesiones de entrenamientos libres antes de la sesión de calificación de 20 minutos de hoy sábado.

En la primera de las dos sesiones del viernes, Antonio García era más de un segundo más rápido que sus  rivales de clase LMGT1, y el undécimo más rápido en la general. El equipo siguió siendo el más rápido en la sesión del sábado por la mañana. Una vez más, Antonio era el más rápido de su clase.

García entró a  la pista  a falta de diez minutos para el final de la sesión de calificación, y consiguió su tiempo más rápido en su primera vuelta lanzada, quedándose a sólo  dos décimas de la pole en su clase, pero se colocaba líder entre sus rivales en la lucha por el título por el título, con todos los LMGT1 separados por siete décimas.

” No esperaba  que todo estuviera tan apretado”, apuntó el español, ” Todos eran muy rápidos. El coche iba bien, y empujé con fuerza en mi primer vuelta. Mañana saldremos delante,  En Donington Park no lideramos la carrera hasta la mitad de la carrera, por lo que mañana deberíamos ser más rápidos”

Los tiempos de los entrenamientos libres llenan de confianza a Antonio y al trio del Team Módena. David Brabham resumió los sentimientos del equipo tras el esfuerzo del día, y también opinó sobre su vuelta al equipo: ” Saldremos segundos en la parrilla, en una carrera que será larga mañana. Hay un gran ímpetu sobre el equipo, que se  puede ver en la actitud de cada uno. El equipo confía en sí mismo y espera que lleguen los resultados”, concluyó.