McLaren será la escudería de Alonso en 2007 (ojalá también la de Pedro De La Rosa). Hoy vamos a intentar explicar que se encontrará el asturiano en la escudería de Woking.

Lo primero que hay que decir es que Ron Dennis es la antítesis de Briatore. Si Briatore es un playboy, rodeado de mujeres, Ron Dennis es el ejemplo más claro de la rectitud británica. McLaren siempre se ha destacado por la seriedad (a excepción de algun … “incomodo” incidente protagonizado por Kimi Raikkonen), por lo que los aficionados pueden ir olvidándose de la coletilla de “este espacio les es ofrecido por Mercedes”, y por supuesto, Lobato tendrá que aprender algo más de esto para mantener una conversación con Ron.

En lo técnico, encontramos un equipo en crisis. Echamos la vista atrás en el tiempo.  En los años 98 y 99 Mclaren había dominado la F1 con Hakkinen, y en  2000 estuvo peleando hasta la última carrera con Schumacher por el título.  A finales de esta temporada, la FIA prohibe por su alto grado de contaminación el uso de berilio en los motores, componente clave en el éxito de los motores Mercedes. A partir de ese momento, los motoristas eligen otras vías para el desarrollo de sus motores, mientras que en Mercedes se quedan algo estancados.

Desde ese momento, Mclaren no ha conseguido nunca tener un coche ganador. En 2003 estuvieron muy cerca del título (Kimi fue subcampeón), y en 2005 tenían el mejor coche… pero no era fiable (todos nos acordamos de la gran facilidad del motor Mercedes para humear) . De 2006 mejor ni hablar. No han conseguido ni una sola victoria.

Para 2007, el panorama no tiene mucha pinta de cambiar. El motor Mercedes no es ni de lejos es más potente (según parece, Ferrari, Honda y BMW están por delante de ellos), y con la nueva normativa de congelación de motores, este deficit lo arrastrarán durante toda la temporada. En cuanto al chasis, se habla mucho del diseño de la suspensión delantera al gusto de Alonso, pero la pregunta es… que ingenieros de garantía tiene Mclaren? Ahora mismo, no hay nadie capacitado para hacer un coche ganador en la escudería de Woking. Incluso el frío Ron Dennis mandaba un mensaje envenenado a Adrian Newey y Peter Prodromou, que abandonaron Mclaren para irse a Red Bull. “los egos y aspiraciones financieras de algunos ingenieros vienen antes de la claridad de pensamientos de lo que se tiene que conseguir”.

A todo esto le tenemos que unir que Mclaren el año pasado calzaba Michelin, por lo que debe gastar buena parte de los test invernales en adaptar el coche a los Bridgestone.

En definitiva, todo hace pensar que el McLoser clock (un reloj creado en italia y que corre desde 1999, cuando Hakkinen ganó el último mundial de Mclaren) seguirá corriendo…

Sin embargo, no hay porque preocuparse. Schumacher tardó 5 años en Ferrari en ganar un mundial, por lo que debemos tener paciencia.