Cuántas veces hemos oído a Lobato o Serrano decir que McLaren no levanta cabeza, que nunca van a retornar a la cima, ¿cuántas?. Pues bien, ahora que Fernando Alonso va a pasarse tres años de su vida deportiva en la escudería de Woking, nos quieren vender a McLaren como el futuro. Veamos señores, si parecía que nunca iba a retornar, por qué ahora es tan seguro su lucha por el titulo.

Alonso puede ser un gran piloto, pero no más, si McLaren lleva años con problemas evidentes de fiabilidad, que tantas “risas” han causado en Lobato, la llegada de Fernando no tiene por que cambiarlo. Quiero decir que nadie se extrañe si la próxima temporada Alonso rompe motores, que no se eche ninguna culpa al equipo, pues ese es el equipo elegido por el asturiano. Lo mejor es que ya se asegura un coche potente, rápido, a la par que fiable y manejable, por dios, hasta la primera carrera (Que gracias a dios vuelve a ser Australia) nunca se puede asegurar nada, y es que cuántos fracasos se pueden contabilizar en los últimos años, cuántos equipos apuntaban tan alto que fallaron.

Lo dicho, España debe ir preparándose para sufrir como lo ha hecho estos años Kimi Raikkonen, lo cual arrancaba tantas carcajadas entre los “Alonso-maníacos”.

Aprovecho esto para decir que espero que si Alonso sufre dichos problemas de fiabilidad sufridos hasta ahora por el finlandés, se eche la culpa a Fernando al igual que se hacia con Kimi, y no al coche.