Tras una noche de barco entre Málaga y Nádor, los participantes del Dakar 2007 pasan a cosas serias con su desembarque en el continente africano. Haciendo valer su quinta posición en la parrilla de salida de la especial, Marc Coma ha firmado el mejor tiempo en motos. El vigente campeón se pone así por delante de Chris Blais, que salió en posición n° 79. Isidre Esteve se hacía bien con las riendas de la carrera mientras que Cyril Despres perdía 20” tras haber roto su caja de cambios. En coches, los Volkswagen siguen imparables. Tras Sousa y Sainz en Portugal, Giniel De Villiers se impone en Er Rachidia, y Carlos Sainz se hace con el primer puesto de la general.

Se había contentado con mantener un buen ritmo sin forzar demasiado en las dos especiales en tierras portuguesas. Ante todo, Marc Coma no quería correr riesgos inútiles en Europa, pero llegado a Marruecos, ha dejado bien claro su buen estado de forma y sus ambiciones al ganar el primer asalto en esta batalla entre favoritos. Tras haber alcanzado rápidamente a sus rivales de KTM-Gauloises, Esteve y Casteu, el catalán, que conquistó su primer título sin ganar una sola etapa, arranca con aún más fuerza que el año pasado.
Y esto, en una especial que podría haber sido muy propicia para Chris Blais. Tras haber perdido ayer casi 11 minutos por un grave problema de aceite, ha aprovechado una salida tardía para intentar hacerse con una victoria de etapa en Marruecos. El joven estadounidense adelantó una cuarentena de corredores para firmar el mejor tiempo a su paso por el CP1 (km 113), y perder después su ventaja en el tramo rápido. Al final terminó a 59″ de Coma.

De entre a los aspirante a la victoria final, Coma es quien vuelve a ganarle tiempo a sus rivales de KTM-Gauloises: 2’57” a Isidre Esteve y 3’28” a David Casteu. Y sin embargo es Esteve quien manda en motos con 26” de ventaja sobre Coma y 1’03” sobre Casteu. El gran perdedor de la jornada es el francés Cyril Despres. Todo iba bien hasta el CP1, donde el ganador del 2005 marcaba el tercer mejor tiempo antes de romper su caja de cambios, lo que le obligó a acabar la última parte del recorrido en primera. A pesar de haber perdido más de 22 minutos con respecto a Coma en esta jornada, el líder de los KTM-Gauloises no pierde la esperanza: ” Todavía he de ganar una carrera”, declara antes de enfrentarse a los 192 km de enlace con Er Rachidia… en primera.

En coches ha habido menos sobresaltos. Tras su exhibición portuguesa, los de Volkswagen han confirmado su excelente estado de forma. Tras salir en sexto lugar, De Villiers se ha hecho con su sexto podio en especial. El sudafricano ha adelantado a su compañero de equipo Carlos Sainz, ganador de la etapa anterior en continente europeo. Los dos pilotos VW han librado un mano a mano que sin lugar a dudas esperan repetir hasta su llegada a Dakar. De Villiers adelanta en 25″ al veterano campeón de rallies del mundo, quien por su parte seguramente está satisfecho con su primer puesto en la general.

Mientras que los de VW se disputaban la victoria, los Mitsubishi se han visto relegados a más de 3 minutos. Stéphane Peterhansel, tercero a 3’18”, adelanta a su compatriota Luc Alphand. Hiroshi Masuoka, de los más rápido a su paso por el CP1, sufrió una avería en la dirección asistida. El japonés llegó a la meta a casi 6’ del vencedor.
En el equipo BMW X-Raid, Jutta Kleinschmidt se ha vuelto a llevar un duro varapalo. Tras los problemas eléctricos de la primera etapa, la alemana esta vez se ha quedado atrapada en una zanja, lo que le ha ocasionado un retraso de 28’46”.