Los corredores del Dakar, antes de entrar en Mauritania, acababan hoy con Marruecos sobre pistas sinuosas y rápidas. Seguidor inmediato de Coma en la general, Isidre Esteve se ha alzado con su primera victoria del año entre Ouarzazate y Tan Tan, lo que le permite reducir ligeramente la diferencia con el líder de la carrera.

 

Vencedor de las dos primeras especiales africanas, Coma puso rumbo hacia la costa atlántica en condiciones envidiables para todos los aspirantes a la victoria final. Con casi 12 minutos de ventaja sobre Esteve, el campeón del año pasado juzgó no servía de nada distanciarse más de su compatriota y rival. Tras un centenar de kilómetros de carrera, los dos jefes de las tropas motoristas, los únicos sin haber cometido un solo error desde su salida de Lisboa, rodaron juntos hasta la meta. Esteve que salió segundo fue lógicamente el más rápido: su séptimo éxito en Dakar, primero del año, con una ventaja de 1’54” sobre Coma. Cyril Despres, vencedor de esta misma etapa el año pasado tuvo que contentarse con un tercer puesto al no conseguir alcanzar al dúo español y conceder aún más tiempo: 5’02” a Esteve y 3’57” a Coma.

En el campo de los KTM-Gauloises, si el día fue bueno para Esteve, lo fue mucho menos para David Casteu, otro candidato a la victoria final. El francés cruzó la meta con un retraso de más de un cuarto de hora. Cada vez más, Esteve confirma su papel de líder de los “azules”.

En la general, los dos primeros están a menos de 10’ mientras que Casteu y Despres se encuentran respectivamente a 37’ y 47’ del líder Coma.

En la carrera de coches, Carlos Sainz, que ayer confesaba que todavía se encontraba en fase de aprendizaje, se ha alzado con su sexta victoria de especial, su tercera sobre tierras africanas. Tras salir el sexto esta mañana, el piloto español, ha aprovechado las pistas sinuosas y rápidas en las que se siente mucho más cómodo que en las dunas que quedan por venir en Mauritania. Tras haber adelantado a Schlesser y a Sousa de camino hacia el CP2 (km 163), el ex campeón del mundo de rallies a mantenido a raya a sus rivales para cruzar la meta con treinta parcos segundos de ventaja sobre Schlesser. Tercer mejor tiempo de hoy con su Race Touareg, Giniel De Villiers se coloca a 1’41 de su compañero de equipo.

Y eso que las cosas pintaban mejor para Guerlain Chicherit a mitad de carrera. Pero el mejor valedor del equipo BMW X-raid, que perdió su ventaja en el último tramo de la carrera, terminó la especial con el quinto mejor tiempo de la jornada, a 5 minutos de del vencedor. Sanz que actualmente posee 3’36″ de ventaja en la general sobre De Villiers y 11’17″ sobre Sousa, deberá demostrar cómo se le dan las dunas a partir de mañana si quiere conservar el liderato. Nani Roma, cuarto a 16’16”, sigue siendo el piloto Mitsubishi mejor situado para responder a la infalibilidad de los Volkswagen, pero Peterhansel, Alphand y Masuoka, aunque a 25 minutos, conocen el rally lo bastante como para que no se pueda descartar una remontada en las dunas.