A dos días del final, ahora que entramos en territorio senegalés, la competición de motos da un vuelco inesperado, nunca mejor dicho, con la grave caída de Marc Coma cuando se llevaban transcurridos tan sólo 57 kilómetros de la especial. El español, que se puso líder desde la primera etapa marroquí, ha sufrido un traumatismo craneal y un fuerte impacto en el tórax,  tras impactar con un árbol. Ha sido trasladado a Dakar para realizar un examen más extenso. Isidre Esteve se cae,  logra reparar su moto con el radiador de la moto de Coma, y sigue en el Dakar, cuyo líder en  la categoría de motos es  Cyril Després. En la categoría de coches, Stéphane Peterhansel conserva el puesto de cabeza de la general prácticamente sin bajar su ritmo: ha terminado 2º, a 26’’ de Carlos Sainz, que se ha adjudicado hoy su cuarta especial. 

 

 

Marc Coma ha sufrido uno de los mayores reveses de su carrera. De todos los candidatos a la victoria, el catalán se distinguía por la confianza con la que corría. El día de su coronación como líder, en la etapa entre Er Rachidia y Ouarzazate, dejó a sus rivales a una distancia de una treintena de kilómetros, dando una enorme sensación de autoridad, esa mezcla de fuerza y de tranquilidad de la que ha hecho gala durante toda la temporada de rally raid, en la que ha ganado las cinco pruebas en las que ha participado. En este Dakar, y durante toda la travesía de Mauritania, Coma ha controlado su ventaja en la clasificación con la misma naturalidad, mientras que Després y Esteve luchaban contra una epidemia de averías en las cajas de cambios de las KTM 690, de las que misteriosamente no se contagió el catalán.


Sin embargo, había un fallo en el plan casi perfecto que debía conducir a Marc a la victoria de su segundo Dakar. Tras unos cincuenta kilómetros de carrera, ya se le ha visto en delito flagrante de despiste. Minutos más tarde tropezaba con una raíz, circulando en paralelo a seis kilómetros de la pista oficial, y salía disparado contra un árbol. Un instante de incertidumbre o una mínima vacilación han sido suficientes para poner fin a su magnífica aventura. El piloto, por un momento ha quedado un grogui, aunque de pie junto a su moto, pero ha caído redondo rápidamente, sin conocimiento, por un traumatismo craneal. Unos minutos después, un helicóptero de asistencia médica ha recogido al todavía defensor del título, quien, una vez recuperado el conocimiento, ha sido auscultado por los médicos del rally en el vivac, para finalmente ser trasladado al hospital de Dakar y ser sometido a nuevas pruebas. Antes de salir a hacia la capital de Senegal, Marc ha insistido en hablar con los compañeros de prensa española: “Os pido perdón por haber cometido este error”. Los ojos de los españoles les hacían chirivitas: “Sé que os he defraudado. Lo siento enormemente por todo el equipo y por los aficionados y patrocinadores que llegaban con tanta ilusión a Dakar esta noche.”


Cyril Despres, que empezaba la etapa esta mañana con una desventaja de casi una hora en la general, recoge ahora un incómodo testigo de líder, a la vez que establece el mejor crono del día. El francés, que no necesitaba de este desafortunado incidente para ser consciente de lo que se jugaba en estos últimos días, había perdido el año pasado más de cuarenta minutos precisamente entre Tambacunda y Dakar, que es la etapa de mañana. Un margen mayor que el que dispone sobre Casteu, que en estos momentos figura a 35’28″ de Despres. Las desgracias del clan catalán no han terminado en Coma; Isidre Esteve también se ha caído justo antes del CP1 y David Casteu se lo encontraba algo aturdido. Haciendo prueba de su fortaleza, ha insistido en esperar el paso de su camión de asistencia para reparar su maltrecha moto con el radiador de la moto de Coma y ha logrado continuar su carrera hasta Tambacunda.
 

Al margen de las tribulaciones de los grandes equipos, hoy ha sido una jornada fantástica para Artur Aragonés, que ha sido décimo sexto… La aventura de Pedro Matesanz continúa, hoy en el puesto 54 de la etapa: “Si llego con la KTM del Carni ha Dakar esto va a ser una pasada. Hay mucha gente que viene a verme al Lago Rosa. Va a ser un momento especial” comentaba el esquiador de Baqueira que ha cambiado las pistas de nieve por las de arena del desierto africano. Rafa Císcar sufrió una fortísima caída en la etapa de ayer pero resiste, mientras que Jose María Peña se ha adjudicado la victoria en la categoría de Quads: No me lo puedo creer. Ayer me dolían tanto las manos que no podía asirlas bien al manillar, y hoy estoy aquí el primero de mi categoría”. 

En la categoría de coches el piloto español dos veces campeón del mundo de rallyes se ha hecho con la cuarta victoria de etapa. Carlos Sainz está volando hacia Dakar. Por ahora, el piloto ha alcanzado el mismo número de victorias que en 2006.: “Hemos sido los primeros en tomar la salida. Etapas como la de hoy son complicadas. Había muchas pistas paralelas al principio. Además, eran muy estrechas. Más adelante, la pista era más ancha y hemos podido acelerar. El hecho de que Peterhansel haya acabado a 26 segundos demuestra que no hay tanta diferencia mecánica entre nosotros. Voy a seguir atacando para tratar de adjudicarme cinco victorias, una más que el año pasado. Estoy noveno en la general, que no es el balance que esperaba, pero como os he dicho me gustaría completar mi CV con más victorias”. Sainz y su Volkswagen Race Touareg se han adelantado a Peterhansel en sólo 26’’ mientras que Marc Miller ha terminado 3º a 2’18. Las dudas relativas a la tercera posición se han disipado en parte sobre las pistas de Senegal. Jean-Louis Schlesser, inquieto por el avance de Nasser Al Attiyah, se ha beneficiado de los problemas con la caja de cambios de su rival para mantener su ventaja, que ha aumentado a 7’. Al Attiyah teme incluso perder su cuarta posición a manos de Mark Miller, que se encuentra actualmente a 8’03. 

Nani Roma ha vuelto ha hacer una etapa excelente, llegando en la 8ª posición, y José Luis Monterde con el BMW ha sido 13º.


En la general no se han registrado cambios importantes. Stéphane Peterhansel, incluso aumentado su ventaja a dos días del final del rally. Ayer el vencedor de la edición de 2005 cedió más de 3’ ante su rival del equipo Mitusbishi, Luc Alphand. Hoy, ha sido ‘Peter’ quien se ha impuesto a su compatriota. El defensor del título, tras escuchar los consejos de prudencia de su manager de equipo, Dominique Seryes, ha terminado la especial justo antes de su compañero de equipo, firmando así el 6º mejor tiempo de la especial, a 4’46 de Peterhansel. Los pilotos de Mitsu, que todavía no han ganado etapas en este Dakar, corren el riesgo de volver con las manos vacías también en lo se refiere a las especiales, pero sin duda estarán más que satisfechos con los dos primeros puestos del podio a orillas del Lago Rosa, salvo que se produzca un cambio imprevisible en la clasificación, algo que siempre es posible.
 

A la espera de una confirmación definitiva, parece que el checo Ales Loprais (Tatra) ha logrado su primera victoria de especial en el Dakar, en 3h17’43, 3’25 delante del holandés Hans Stacey (Man), líder de la general con 3h02’50 de ventaja frente al rusa Ilgizar Mardeeva, 3º en la etapa de hoy. 

Mención especial para la Mercedes de Pep Vila cuyo equipo se ha clasificado 10º en la etapa. El equipo manresano es décimo quinto de la general.