El circuito francés de Paul Ricard dio hoy el pistoletazo de salida a los primeros entrenamientos de la pretemporada 2007, donde Roldán Rodríguez tuvo una destacada actuación al conseguir acabar la sesión marcando el undécimo mejor tiempo entre los 26 pilotos en pista.

 

El vallisoletano dio muestras de su rápida adaptación a su nuevo equipo, Minardi Piquet Sports, superando en la sesión vespertina a su compañero de equipo, Alexandre Negrao. Rodríguez consiguió marcar un gran crono, dándose además la circunstancia de que fue uno de los pocos pilotos en no montar ruedas nuevas por la tarde, lo que da más mérito al tiempo conseguido.

El mejor de todo el día fue el piloto italiano de Campos Grand Prix, Giorgio Pantano.En la sesión de esta mañana, Rodríguez conseguía acabar también entre los quince primeros clasificados.

Mañana se celebrará la segunda y última jornada de tests, en los que la gran novedad será la utilización de la solución denominada 2A, variación que nunca se ha utilizado en la GP2 y que resulta muy rápida, con una longitud total de tan sólo 2 Km.

Construido en 1969 en Le Castellet al sur de Francia, fue inaugurado en 1970 para posteriormente un año después acoger el Gran Premio de Francia de 1971, que mantendría hasta 1991, año en que Magny Cours tomó el testigo como sede del Gran Premio francés.

En 1999 fue comprado por Bernie Ecclestone, convirtiéndole en banco de pruebas tanto de la Fórmula 1 como de la GP2.El trazado, con una distancia total de 6.105 metros, cuenta con 180 configuraciones distintas. La variante utilizada habitualmente para la GP2 es la 3D, que cuenta con una longitud de 3.853 metros.

Rodríguez: “La idea era estar entre los diez o doce primeros y lo he conseguido. Las cosas están saliendo como esperábamos, por lo que mañana creo que podemos estar también ahí. He tenido una rápida adaptación al equipo y eso es fundamental para que las cosas salgan bien”.