La ciudad de Valladolid se volcó hoy con la exhibición de Roldán Rodríguez a los mandos de un monoplaza de Minardi Piquet Sports por el trazado urbano preparado en la zona de Campo Grande, que contó con la asistencia de unas 70.000 personas, según la organización.

 

El vallisoletano hizo las delicias del público, que no quisieron perderse la oportunidad de acompañar a su ídolo en este roadshow, que suponía la culminación de un fin de semana lleno de actividades, que arrancó el jueves con la presentación de Rodríguez antes las autoridades locales y patrocinadores y que prosiguió ayer con la presentación oficial de la escudería con la que Roldán disputará la GP2 Series, Minardi Piquet Sports.

 

El circuito preparado para la ocasión discurría entorno a Campo Grande, con un trazado de alrededor de 1,5 kilómetros, que estuvieron abarrotados de gente, especialmente la zona que daba acceso al box instalado por la escudería.

 

La mañana comenzó con Rodríguez saliendo a pista a bordo de un descapotable para saludar al público. Junto al piloto local salieron dos vehículos más con los pilotos de la escudería Minardi en la Euroseries 3000, el Minardi Team by GP Racing con Davide Rigon y Diego Nunes, así como el piloto de Campos Fórmula 3 en el Campeonato de España de Fórmula 3, Adrián Campos Jr , acompañado por el piloto de la Copa León, Álvaro Rodríguez.

 

Tras la puesta en escena en pista de un Kart, el León de Álvaro Rodríguez y el monoplaza de Adrián Campos Jr, Roldán hizo su aparición en torno a las 12:00 horas provocando el delirio entre los aficionados.

 

Especialmente espectacular fue la maniobra de pit stop ejecutada por los mecánicos del Minardi Piquet Sports, una acción que fue muy aplaudida por todos los aficionados. Las diversas carpas y actividades montadas por la organización y los patrocinadores fueron el complemento perfecto a una mañana de carreras en Valladolid.

 

 

Rodríguez:Es un día para estar muy contento porque la verdad no esperaba ver tanta gente aquí reunida. Dar unas vueltas en Valladolid a los mandos de un monoplaza ha sido realmente una experiencia inolvidable para mí. Es de agradecer a todos los que se han acercado y espero que les haya gustado el espectáculo. Hay que poner un 10 a todos, tanto a las autoridades como a los patrocinadores, organización y aficionados”.