El polaco se estrelló con la valla a 230 km/h y soportó fuerzas de hasta !!!! 75G!!! o lo que es lo mismo, 75 veces la fuerza de la gravedad. Realmente, el HANS le salvó la vida

Estos datos los ha hecho públicos BMW, tras analizar la grabación del ADR (accident data recorder), un dispositivo que guarda toda la información de la carrera. Este aparatito, de apenas 15×15 cm, está situado bajo el tanque de gasolina.

Estos datos han sido estudiados por el ex-ingeniero de Lotus, Peter Wright, ahora desempeñando funciones de seguridad en la FIA. La conclusión? La célula de supervivencia, el HANS y demás medidas de seguridad funcionaron a la perfección.

Imagen y fuente: Autosport.com