Día de grandes emociones para Racing Engineering con su nuevo piloto Ernesto Viso
teniendo la fortuna de salir prácticamente ileso de un tremendo accidente, y con Javier Villa realizando una carrera soberbia para acabar séptimo tras remontar desde el fondo del grupo.


La carrera comenzó con una salida ciertamente sorprendente al tocarse los dos coches de
iSport que ocupaban la primera fila de parrilla y que maniobraron uno contra el otro nada más apagarse las luces rojas del semáforo, al estilo hecho famoso por Michael Schumacher. La colisión era inevitable y los monoplazas quedaban de inmediato fuera de carrera. Pero los posibles comentarios sarcásticos pronto pasaban a ser de preocupación cuando las cámaras de TV mostraban el coche de Viso por los aires, girando y golpeando de forma preocupante sobre el muro que circunda la pista antes de desaparecer tras el mismo en medio de una lluvia de fragmentos de fibra de carbono. Los comisarios de pista y el equipo medico acudieron de inmediato al lugar del accidente mientras entraba en pista el Safety Car. Viso era extraido del habitáculo y pronto llegaban noticias positivas sobre su estado en las que se anunciaba que apenas había sufrido una conmoción y posibles heridas en un brazo.

La carrera se reiniciaba una hora después con una vuelta tras el pace car, Javier había
descendido hasta el puesto 17 tras la parada en boxes obligatoria que tanto él como el resto de pilotos habían hecho tras el accidente de Viso. La causa de la pérdida de posiciones de Javi era que no pudo dejar el box Racing Engineering al entrar a la vez a hacer su cambio de ruedas los dos coches de DAMS, quedando el de Nakajima bloqueando la salida de Javi. De vuelta a la pista, Soucek superaba a Javi pero este pronto empezaba a presionar al de DPR y durante las siguientes 10 vueltas era claramente más rápido.

Aprovechando su mayor velocidad a la salida de una de las curvas, Javier superaba a Soucek para, de inmediato, distanciarse de él. Pilotando con gran decisión, Javier estaba enseguida a cola de Bakkerud e Hirate y cuando ambos se tocaban en la horquilla, Javi los pasaba y ya era 12º. Más vueltas rápidas de Javi le permitían alcanzar a García y Yamamoto, y una magnífica salida de la curva 2 en la vuelta 26 permitía al joven español adelantar otra posición en la horquilla de Adelaida.
Tras superar a García llegaba el turno de alcanzar a Zaug y Negrao y Javi estaba rápidamente acosándolos cuando, en al vuelta 32, se producía un contacto entre ellos con trompo de Negrao que aprovechaba Javi para lanzarse sobre Zaug al que estaba también a punto de superar.

En las nueve vueltas restantes, Zaug y Javier tenían una bonita lucha por la posición y cuando Lapierre y Maldonado se salían ante ellos acababan por cruzar la meta pegados en los puesto sexto y séptimo. Una carrera realmente brillante por parte de Javi que le da dos puntos más en el campeonato y el segundo puesto en la parrilla de salida para la de mañana, en la que si repite el ritmo mostrado hoy partirá con una real posibilidad de luchar por la victoria.

Alfonso D’Orleans (team principal): ”Hoy ha sido un día con tres buenas noticias para
Racing Engineering: la primera y principal, que Ernesto está bien tras el tremendo accidente sufrido. Todavía no tenemos el parte médico oficial de la FIA pero nos han comentado que está consciente, hablando y fuera de peligro, aunque deberá de quedar en observación. La segunda ha sido la ‘remontada del siglo’ que ha hecho Javi y que nos ha dejado impresionados a todos, su carrera ha sido absolutamente espectacular. Lástima los puestos perdidos en el cambio de neumáticos al verse bloqueado por Nakajima tras entrar los dos coches de DAMS a la vez. Sin eso y sin el tiempo perdido después al encontrar en pista pilotos más lentos y que le retrasaban yo creo que podría haber hecho podio. La tercera buena noticia es que Javi saldrá mañana desde la primera fila y con posibilidades de hacer un muy buen resultado.”

Javier Villa (piloto coche 14): “Salimos bien y entramos en boxes con el safety car en pista
pero no pude salir del mío porque los dos coches de DAMS entraron a la vez y del Nakajima me cerraba el paso. Al principio era difícil rodar rápido pero al pasar unas vueltas ya pudimos tirar y ganar posiciones hasta acabar séptimos. Me faltaron un par de vueltas más sin tráfico para haber podido rodar todavía más rápido. Mañana salimos segundos y la clave va ser hacer una buena salida y tratar de llegar primero a la primera curva.”