Spot de Mercedes en el que Alonso y Hamilton se pelean por todo… hasta que llega un invitado de lujo