Aleix y Pol Espargaró, los dos pilotos del mundial de motociclismo en 250 y 125 c.c respectivamente han protagonizado esta noche un pregón en uno de los pueblos donde les han visto crecer: La Ametlla del Vallès (Barcelona).

Aleix empezaba el discurso agradeciendo a los habitantes que hubieran acudido al acto, dando una actitud cercana a ellos y muy seguidos por los más pequeños.

Pol en canvio, ha empezado disculpandose por si no era tan extrovertido como su hermano, quién ha tardado poco en perder la timideza y hacer sonreir a los más pequeños.

Ambos pilotos han destacado la importancia del casco como elemento de seguridad, de no beber antes de conducir y sobretodo los importantes cambios en la seguridad de la entrada del pueblo, donde han instalado guardarraíles con protecciones inferiores especialmente para los moteros.

Finalmente, han estado firmando los hermanos Espargaró autógrafos desde los más pequeños a los más grandes.

Les deseamos a ambos desde TODOMOTOR.NET un gran abrazo y mucha suerte para el futuro.