Algunos siglos antes, el estuario del Tajo ya significaba la invitación al viaje, al descubrimiento. Ante el Monasterio de los Jerónimos, un imponente monumento rinde homenaje a los navegantes que fueron el orgullo del país,como Vasco de Gama o Fernando de Magallanes. En este marco propicio a la aventura el Dakar instala su cuartel por tercer año, como preámbulo a un largo viaje por el desierto, el qual llevará a los participantes del rally hasta la capital senegalesa. En su treintena edición, 248 motos y quads, 204 coches y 98 camiones se han convocado en Lisboa, desde donde tendrá lugar la salida de la primera etapa el sábado 5 de Enero. Antes de enfrentarse al cronómetro, los pilotos y sus vehículos van ajetreados con distintos trámites a lo largo de los tres días de verificaciones técnicas y administrativas. Control de los instrumentos de seguridad, presentación de los papeles, peso de los vehículos: stand detrás de stand, los participantes van sellando sus «carnés de verificaciones», documento indispensable para guardar sus vehículos al parque cerrado y disfrutar de la ciudad blanca hasta el sábado.

Una gran parte de los 97 pilotos y sus equipos españoles y portugueses se dieron cita en el centro cultural de Belém. Los mejores representantes portugueses en moto, Helder Rodrigues y Ruben Faria, acostumbrados a brillar en su etapa desde hace dos años, formaban parte de los pilotos más esperados esta mañana. El tiempo de pulir los ajustes, por la tarde ha aparecido finalmente Rodrigues, mientras que Faria dejó su moto en el garaje, después de asegurarse que mañana su vehículo pasará todos los exámenes correspondientes.

Para defender su título, Ludivine Puy se ha pasado a KTM 690cc. Los « antiguos vencedores », Eric Bernard, team manager de Cyril Despres en 2007, se sintió cómodo en un 4×4 y pilotará un prototipo BMW para el Dakar 2008.Y entre los principiantes de la caravana, Philippe Bernat-Salles, vice-campeón del mundo de rugby en 1999, sometió su Bowler a los Comisarios de carrera.

Mañana, los espectadores portugueses probablemente serán más numerosos para apoyar a los protagonistas del rally ( ¡un millón de espectadores se habían desplazado en 2007 !).Sobre cuatro ruedas, Stéphane Peterhansel nueve veces laureado en el Dakar, llevará la armada Mitsubishi . A la espera de Carlos Sousa el jueves,la estrella local del día será Tiago Monteiro. El antiguo piloto de F1 descubrirá el ambiente del Dakar al volante de un buggy monoplaza. En motos, Cyril Despres defenderá sus nuevos colores y se cruzará con sus principales adversarios, incluidos Marc Coma y David Casteu. Finalmente en camión, Chagin y De Rooy quieren triunfar en este Dakar.