En la competición, por seguridad es obligatorio el casco. Aunque no siempre se cumple. En este video, el participante tiene mucha suerte, pero da miedo ver el casco rodando por el suelo