El Campeonato de España de Rallyes Todo terreno y la Mitsubishi Evo Cup TT llegan a su segunda prueba puntuable con la disputa de la Baja Terras d’el Rei en Portugal. Tras lo visto en la cita inaugural disputada en Almería, los Mitsubishi Montero y L200 saldrán una vez más como favoritos a la victoria final en el certamen nacional.

En la Baja Almanzora cuatro Mitsubishi de la monomarca se clasificaron en las cuatro primeras posiciones, dejando claro el dominio de los vehículos de la marca de los tres diamantes. En Portugal los españoles se tendrán que medir con grandes especialistas portugueses, pero la puntuación del nacional y de la monomarca está reservada a pilotos españoles.

Actualmente Fernando Hernández y Jordi Morales (Mitsubishi Montero), lideran todas las clasificaciones, la de pilotos y la Evo Cup TT, pero tal y como fueron las cosas en Almería la lucha por la victoria será muy emocionante, con Santi Anglada-Enric Oller (Mitsubishi L200), José M. Hernández-Xavier Rochera (Mitsubishi Montero) y Francesc Termens-Alberto Pascual (Mitsubishi Montero), dispuestos a estrenarse en el triunfo en el certamen. Sí está claro que la victoria, no sólo para esta prueba sino para el resto de las que componen el calendario, será muy cara de conseguir debido al alto nivel de los pilotos de la Evo Cup y sus Mitsubishi.

El resto de inscritos en la prueba y que también tendrán mucho que decir son: Isaac Ferrer-José Antonio Peñaranda (Mitsubishi Montero 3.2), Alejandro Palacios-Germán Palacios (Mitsubishi Montero 3.2 DiD), Rafael Palacios-José Luis Palacios (Mitsubishi Montero 3.2), Josep M. Vendrell-Joan I. Soler (Mitsubishi Montero DiD) y Julián Vera-Marcos Martínez (Mitsubishi Montero DiD). Además de estos también estarán en la salida Manolo Plaza y Marcos Romero con un Mitsubishi L200, aunque no puntuarán para la Evo Cup sí que parten como favoritos al triunfo final. Mitsubishi también encabeza actualmente el campeonato de marcas y en portugal tratará de seguir afianzándose en el liderazgo.

También será importante poder mantener un nivel alto a lo largo de toda la carrera portuguesa debido a los muchos kilómetros cronometrados de que consta y a la complejidad de su trazado. Mañana viernes se disputará la prueba prólogo a lo largo de seis kilómetros. La jornada del sábado será sin duda la más importante y larga de la carrera, con dos sectores selectivos, uno de 100 kilómetros y otro de 270, el más largo del rallye. El domingo los supervivientes no podrán bajar la guardia, ya que el tercer sector selectivo a pesar de ser el más corto, 80 kilómetros, puede ser decisivo.