Los pilotos de la COMUNITAT VALENCIANA dispondrán de tres días de entrenamiento en el circuito de Montmeló, los últimos de la pretemporada antes de dar el pistoletazo de salida a las World Series a finales del mes de abril en Monza.

Ambos llegan a la cita tras haber trabajado intensamente con sus respectivos equipos durante la última semana en Italia, poniendo a prueba los set-up del coche y realizando mejoras en el mismo sobre la base de los datos obtenidos en la última sesión realizada en Valencia.

De aquellos entrenamientos salió reforzado Marco, que con los colores de Draco estuvo en todo momento entre los mejores tiempos y consiguió finalmente ser el segundo piloto más rápido, aunque una sanción le impidió cerrar el día en esa posición.

Por su parte, unos problemas mecánicos impidieron a Álvaro poder disponer de tiempo suficiente para marcar buenos tiempos, lo que ha tratado de subsanar en la sede de Prema con sus mecánicos e ingenieros.

Por todo ello los entrenamientos de Montmeló serán clave para el inicio de la temporada 2008, donde en apenas una semana ambos rodarán en las dos primeras pruebas del calendario, que tendrán lugar en Monza y Spa-Francorchamps.

Álvaro comentaba: En Valencia tuvimos problemas y por ello dimos la mitad de vueltas que el resto de equipos, pero hemos estado trabajando muchísimo en Italia y en Barcelona vamos a continuar igual sin pensar demasiado en los tiempos, lo importante es llegar a Monza con un coche competitivo.

Marco comentaba: Continuamos trabajando con el monoplaza y aunque en Cheste todo nos fue muy bien y terminé en cuarta posición, para nada hay que confiarse y pensar que esto va ha ser fácil. Soy un novato de la World Series y tengo mucho que aprender.