Se acerca la primera carrera de la World Series By Renault y todos los equipos ultiman sus vehículos para llegar el último fin de semana de abril con los mejores reglajes y poder luchar en Monza por conseguir el mejor resultado de carrera.

Así, a las 10 horas comenzaban los monoplazas a rodar en la pista catalana y si bien Álvaro  terminaba la jornada matutina en cuarto lugar, después de cambiar muchas cosas en el monoplaza, por la tarde su hermano Marco sorprendía rápidamente a todos los presentes marcando el mejor crono y durante 2 horas fue la referencia de todos los pilotos, con la diferencia que él solo utilizó un set de neumáticos y no así Bonanomi que al final de la jornada y cuando la temperatura descendió montaba su segundo set de ruedas y marcaba el mejor tiempo del día y paraba el reloj en 1’33’’470.

Álvaro por su parte y debido a las pocas vueltas que dieron con el nuevo coche en Valencia, se dedicaba a ir probando muchísimas cosas, buscando colocar un buen set-up en el monoplaza y no fijándose demasiado en los tiempos.

El de Draco comentaba: “No esperaba poder conseguir éste resultado, pero la verdad es que hemos trabajado muy duro y es un premio para todos. Voy aprendiendo a marchas forzadas y sé que es complicado poder estar con pilotos bastante más experimentados que yo. Hay que continuar trabajando en esta línea y no detenerse por haber conseguido una buena posición, lo que hoy es alegría mañana pueden ser lágrimas y no tengo que olvidarme que soy prácticamente un novato del campeonato.

El de Prema comentaba: “ Estamos contentos de cómo ha ido la jornada. En Valencia apenas pudimos rodar con el coche nuevo y ello ha sido un problema para mi equipo. Hemos tenido que probar multitud de cosas y para nosotros los tiempos de hoy no eran demasiado significativos. Por la mañana hemos terminado cuartos, pero por la tarde diversos problemas han impedido que pudiéramos mejorar la posición. Mañana continuaremos poniendo el coche a punto y creo que nuestro día debe de ser el jueves”.