Pep Bassas, quien fuera entre otros títulos Campeón de España de Rallyes de 1989, ha fallecido hoy sábado, 28 de junio de 2008, víctima de una prolongada enfermedad. El sepelio tendrá lugar a las 10 del próximo lunes en la iglesia de Seva (Barcelona).

Tras meses de lucha titánica contra la enfermedad, Josep Bassas Vilasis ha fallecido en el Hospital Clínico de Barcelona, donde llevaba ingresado desde hacía días. Bassas es un genuino representante de la cantera de pilotos del RACC. Quedó subcampeón del Volante RACC en 1983 y un año más tarde se proclamó Campeón de Catalunya absoluto, con R-5 Copa.

En 1984 dio el saltó al Campeonato de España y se adjudicó el título de grupo N al volante de un R-11 Turbo. Siempre apoyado por el RACC, en 1986 inició su relación deportiva con BMW, primero con 325i y luego con M3, consiguiendo el título nacional absoluto de rallies en 1989, el subcampeonato en 1988, 1990 y 1991 y la tercera posición en 1987, un palmarés realmente de ensueño.

Siempre con BMW, Bassas orientó su carrera hacia los circuitos, donde de nuevo demostró sus dotes al terminar Subcampeón (1991), 3º (1992 y 1994) y 5º (1993) del campeonato nacional de Turismos. Tras retirarse la firma germana de la competición en España, Bassas siguió sus escarceos en todo tipo de carreras, ganando finalmente el Campeonato de España de Turismos en 1997.

Una de sus últimas competiciones como piloto profesional tuvo lugar en el Rally Catalunya-Costa Brava, Rally de España, de 1995, donde con un M3-Radiant dejó patente su calidad y espectacularidad como piloto a los mandos de su fiel BMW M3, terminando la carrera 9º absoluto.

Desde que entró a formar parte de la órbita de BMW, Pep Bassas estaba entregado en cuerpo y alma a su empresa de gestión deportiva y técnica, Baporo Motorsport, que ha cosechado títulos y victorias en toda Europa con pilotos de la talla de Dani Solà, Marc Blázquez, Toni Gardemeister, José Mari Ponce, Marc Duez, Luis Pérez-Sala, Antonio Albacete, Jordi Ventura, Salvador Cañellas jr, Rui Madeira, Alex Crivillé, Flavio Alonso, Jordi Zurita y un largo etcétera.

Bassas es un hombre extraordinariamente querido por el mundo del automovilismo español, una muestra de ello es que en internet existen multitud de páginas y blogs dedicados a su persona. Hombre afable y cercano en el trato y piloto polivalente y eficaz, su desaparición es una gran pérdida para el automovilismo de competición español.