El piloto francés de Epsilon Euskadi, Alexandre Marsoin, volvió a ser el mejor de los debutantes en la Formula Renault 3.5 tras una carrera impecable. En la Formula Renault 2000, fin de semana positivo para Costa 5º y Merhi 6º que recorta distancia con Bottas en su lucha por el campeonato.

Segunda carrera del fin de semana para las World Series Formula Renault 3.5 y la Eurocup Formula Renault 2000 en el trazado húngaro.

Alexandre Marsoin tuvo que conformarse hoy con la victoria entre los debutantes de las World Series Formula Renault 3.5 cuando ayer los comisarios deportivos le arrebataron el triunfo absoluto. Tras una salida un tanto complicada en la que se vio encerrado a la entrada de la curva de final de recta, Alexandre no cometió errores, adelantó a pilotos ganadores como Robert Wickens y no dio opciones a su rival entre los rookies, su compatriota y vencedor en Mónaco Charles Pic. El piloto galo del equipo vasco supo estar muy atento a la lucha entre los hermanos Barba y sacar partido de ello así como de la salida de pista del líder del campeonato, Giedo van der Garde.

El también piloto de Epsilon, el brasileño Mario Romancini no tuvo un fin de semana afortunado. Tras recuperar posiciones desde el momento de la salida, un problema de embrague le apartó definitivamente de la carrera a siete vueltas del final.

En la manga de la Eurocup, muy buena actuación de los pilotos de la escudería vasca. Albert Costa, que partía desde la décima posición en parrilla logró un magnífico quinto lugar al pasar por línea de meta seguido por su compañero de escuadra Roberto Merhi. Albert realizó una fulgurante salida y adelantamientos en las primeras curvas hasta alcanzar el séptimo puesto momentos antes de la salida del “safety car”, que se prolongó por cuatro giros. Por su parte, Roberto también hizo los suyo ganado una posición respecto a su sexto puesto de salida.

Con la bandera verde ondeando de nuevo en pista, Albert administró perfectamente su aceleración para colocarse a rueda de Meijer y adelantarle a final de recta, ya era sexto. En el siguiente giro Albert hizo otro tanto con su compañero Merhi por lo que intercambiaron sus posiciones que no variaron hasta el final, a pesar de los esfuerzos de Costa por adelantar al francés Vergne. Comentaba Roberto al finalizar la prueba, “ayer sufría de sobre-viraje y hoy hemos cambiado el set-up para corregirlo pero hemos sufrido de sub-viraje, no hemos encontrado el equilibrio para luchar por el podium”. Albert estaba exultante, comentaba: “ganar cinco puestos en la cabeza de una carrera tan corta y con tanta competitividad es muy estimulante”.

Los también pilotos de Epsilon, Jake Rosenzweig y Carlos Muñoz tuvieron muy buenas actuaciones. El norteamericano luchó con bravura durante toda la carrera y realizó sendos adelantamientos para terminar en la decimosexta plaza, “me faltó velocidad en recta para una mayor progresión”, comentaba al final de la carrera. El jovencísimo piloto español Carlos Muñoz, nuevo fichaje del equipo, prosigue positivamente su aprendizaje en tan difícil categoría. Luchó con garra y supo corregir sus errores para terminar vigésimo cuarto ganando ocho posiciones.

En la primera vuelta, el equipo de Azkoitia perdió a dos pilotos, el Andaluz de Cajasol Pablo Montilla que no pudo evitar una colisión con un monoplaza cruzado en medio de la pista y Richard Campollo que sufrió diversos toques que dañaron la suspensión de su monoplaza. Richard volvió a pista con siete vueltas perdidas tras las reparaciones y marcó el quinto mejor registro en carrera.

La carrera fue ganada por Daniel Ricciardo seguido de Andrea Caldarelli y Tobias Hegewald.