Los pilotos valencianos Álvaro y Marco Barba disputaron el pasado fin de semana en Hungría la cuarta prueba de la temporada de las World Series 3.5 by Renault, que marca el ecuador del campeonato y su parón estival hasta finales de agosto.

El de Prema llegaba a la cita en el mejor momento del año, tras igualar el número de podios conseguido en 2007 y con el recuerdo de las sensaciones del año anterior, donde marcó la pole de su grupo en los entrenamientos oficiales.

De hecho, pese a los problemas sufridos en la primera manga peleó hasta el final por el cajón en la segunda disputada el domingo, obteniendo un gran quinto puesto que le coloca con 32 puntos a tan sólo siete del tercer clasificado, Fabio Carbone.

Por su parte, el de Draco demostró que puede convertirse en uno de los mejores novatos del ejercicio, tras haber ido cumpliendo los objetivos marcados y acumular ya 13 puntos en su casillero.

Su evolución pudo observarse el sábado, donde culminó una excelente remontada que le llevó de la última posición a la décima, confirmando sus buenas sensaciones 24 horas más tarde con una gran séptima plaza.

Ambos se reunirán con sus equipos durante esta semana para analizar la primera parte del campeonato, antes de tomarse unos días de descanso para preparar en condiciones su retorno el 30 de agosto en Nurburgring.