Los pilotos del equipo Roger Racing lograron una victoria sin precedentes en el Valencia Street Circuit, quinta cita puntuable para el International GT Open y que por primera vez se llevó cabo por las calles de Valencia, sirviendo así de test previo a la prueba del Campeonato del Mundo de F-1 que se disputará allí los próximos días 22, 23 y 24 de agosto.

Los jóvenes pilotos de Roger Racing se imponen en una carrera sin precedentes

Los dos pilotos más jóvenes del International GT Open, Miquel Julià y José Luis López-Pampló, lograron una victoria histórica el pasado fin de semana al imponerse en el Valencia Street Circuit. A los mandos de un Ferrari 430 GTS los jóvenes pilotos, que entre los dos suman 41 años de edad, fueron los primeros españoles en conseguir ganar una carrera en el novísimo circuito urbano de Valencia, lo que dada su juventud y su escasa experiencia dentro del GT Open hace de éste un triunfo sin precedentes.

Julià y Pampló tuvieron una muy buena progresión a lo largo de los dos días de competición de que constó la prueba, finalizando sextos de GTS en la primera carrera y alzándose con esta magnífica victoria en la segunda, tras imponerse a pilotos de GP2 como Giorgio Pantano, Pastor Maldonado o Jérôme d’Ambrosio. Julià estuvo rodando quinto en los inicios de esta carrera, tratando de defender la posición ante varios pilotos internacionales, pero fue a partir del cambio de piloto cuando Pampló tuvo ocasión de ponerse al frente, manteniendo este puesto hasta el final y alzándose así con su primera y merecida victoria de la temporada.

Villa y Petrov sin suerte en Valencia

Con el otro Ferrari 430 GTS del equipo Roger Racing corrieron los pilotos de GP2 Javi Villa y Vitaly Petrov, estuvieron rodando en quinta posición durante la primera parte de la carrera del sábado, pero dado el poco margen de tiempo con que la organización les avisó de la salida tuvieron que terminar de repostar en la misma parrilla de salida, por lo que fueron excluidos. En la siguiente carrera tampoco hubo suerte, ya que tuvieron que abandonar a causa de una avería mecánica.