Los pilotos de la Comunidad Valenciana Álvaro y Marco Barba apuran los casi dos meses de parón de que han disfrutado en las World Series by Renault 3.5, antes de iniciar la recta final del campeonato.

Tras lo acontecido el cinco y seis de julio en Hungaroring, donde el mejor resultado lo marcó el menor de los hermanos con sendas décimas posiciones, ambos afrontan con optimismo las cuatro últimas citas del calendario.

De hecho, durante estos 60 días han podido descansar, pero ha sido una mínima parte de su tiempo, puesto que entre entrenamientos y competiciones paralelas han realizado prácticamente una segunda pretemporada.

A finales del mes de julio tuvieron el privilegio de convertirse, de la mano de la empresa MIRCOMED, en una de las parejas que estrenó el Valencia Street Circuit conduciendo un Mosler en el Internacional GT Open.

Tras ello, junto a su entrenador Rafa Olcina y varios pilotos de élite más, realizaron un stage en el Centro de Alto Rendimiento de Sierra Nevada en Granada, con la finalidad de ir recuperando la forma tras el stop veraniego.

Asimismo, en los últimos días los dos se han reunido con sus respectivos equipos (Prema y Draco) en tierras italianas, antes de viajar en semana y media a Alemania para reemprender el torneo.