Los pilotos valencianos Álvaro y Marco Barba, que retornaron en Nurburgring y Le Mans a la competición en las World Series by Renault tras casi dos meses de parón, volverán el próximo fin de semana a las pistas tras pasar nuevamente casi 20 días de asueto.

Ambos han aprovechado para seguir un plan físico específico de cara al final del calendario, que tras Estoril derivará en la última prueba del campeonato en el trazado de Montmeló el 19 de octubre.

El de Prema llegará a la cita espolaeado tras ser de nuevo víctima del infortunio y no haber podido puntuar en ninguna de las dos mangas disputadas en Francia, a pesar de haber rodado en los puestos de cabeza.

La otra cara la dará el de Draco, que ha sumó cuatro puntos durante las jornadas del sábado y el domingo y demostró la fiabilidad de su coche y la experiencia adquirida durante todo el ejercicio 2008.

Álvaro ocupa ahora mismo la décima posición de la clasificación general con un total de 43 puntos y todavía con posibilidades matemáticas de alcanzar a Fabio Carbone en el subcampeonato, mientras que Marco ya se ha convertido en el segundo mejor novato de la campaña con los 18 puntos sumados hasta la fecha.