El equipo valenciano iQuick cerró el pasado fin de semana en el trazado barcelonés de Montmeló su primera temporada en la élite del automovilismo, donde ha participado en la West European Cup y en la Fórmula Renault 2.0 y allí dio a conocer los nuevos planes de futuro.

Fue precisamente en la Ciudad Condal donde se fraguó el porvenir de la escudería, que ha dejado de ser una estructura independiente para pasar a formar parte de la prestigiosa Draco Racing Team.

Este conjunto italiano es uno de los más longevos y laureados de las World Series, donde ha conseguido numerosos campeonatos y en el que se han formado pilotos como Felipe Massa, Ricardo Zonta, Rubens Barrichello o más recientemente Álvaro y Marco Barba.

El matrimonio Morini, Presidente y Directora Deportiva, han querido dar un paso más allá y han apostado por ofrecer un escalón previo (la Renault 2.0) a los aspirantes a las World Series para poder demostrar su valía antes de dar el salto al campeonato del que han salido nombres como Robert Kubica o Sebastian Vettel.

SEDE EN VALENCIA.

Por ello, y ante la perspectiva de poder contar ya con unas instalaciones y una logística con experiencia, D. Adriano Morini ha cerrado con el Director de iQuick, D. Marco Rodríguez, el contrato que les une para defender juntos el Draco Junior Team.

De este modo, y manteniendo su sede en la capital del Turia, nace el Draco Junior Team, donde además el Sr. Morini indicó que se iniciará la andadura con un órdago: si uno de sus pilotos es capaz de ganar el campeonato, correrá gratis al año siguiente en las World Series By Renault.

La iniciativa estuvo apoyada entre otros por el promotor de la competición D. Jaime Alguersuari, que mostró su satisfacción por un paso que cree que deben dar más escuderías, así como por el director del Circuito Ricardo Tormo de la Comunidad Valenciana, D. Julio García.