Jaime Alguersuari ha pilotado hoy por primera vez uno de los monoplazas de las GP2 Series en el circuito de Jerez. El piloto del Red Bull Junior Team, campeón de las British F3 International Series se ha puesto a los mandos de uno de los coches del equipo I Sport, completando 57 vueltas, que le han aportado un feedback muy positivo en su única jornada

El piloto Jaime Alguersuari acudía hoy puntual a su cita con las GP2 Series, para completar una única jornada de pruebas. La mayoría de los pilotos que rodaron hoy lo hicieron tambien ayer por lo que a primera hora de la mañana, dos tercios de la parrilla se concentraban ya en la búsqueda de la mejor vuelta rápida, bajo unas condiciones de pista óptimas.

Alguersuari iniciaba la tanda de la mañana con tandas de rodaje cortas para familiarizarse con el monoplaza de GP2, que arroja 600 CV de potencia y calza neumáticos Bridgestone. La progresión a lo largo del día ha sido constante, permitiendo al piloto de Red Bull mejorar notablemente su ritmo en pista, situado a sólo 8 décimas de pilotos que llevan ya tres temporadas a sus espaldas. Por la tarde el equipo realizaba una simulación de carrera y luego ajustaba los reglajes para calificación.

Jaime, miembro del Programa de Jóvenes Pilotos de Automovilismo del Circuit, se mostraba satisfecho con esta nueva experiencia:

“Este es un monoplaza muy diferente a un Formula 3 y a pesar de conocer la pista, Jerez ha cambiado el asfalto y eso influye. Pero aún así a lo largo del día hemos visto una evolución constante y el feeling con el GP2 ha sido muy bueno, así como con el equipo, que se ha mostrado muy sastifecho con mi rendimiento. Al margen de la diferencia con el compuesto de neumático, los Bridgestone son muy blandos, hay que tener en cuenta que al ser la segunda jornada la mayoría de los pilotos presentes ya esta mañana han aprovechado para ir a buscar buenos cronos. Mi objetivo en este test no eran las prestaciones sino la información, al margen del tráfico que hemos tenido al montar los nuevos neumáticos.”