El piloto de la Comunidad Valenciana Marco Barba inicia esta semana su particular pretemporada de cara al ejercicio 2009, rodando durante tres días con su monoplaza en el trazado francés de Paul Ricard.


El levantino es la gran apuesta de la escudería italiana Draco para el próximo año en las World Series 3.5 by Renault, tras haber completado con éxito su primera campaña en el certamen internacional.

De miércoles a viernes, Marco pondrá a punto la mecánica de su coche, con el fin de comenzar a encontrar las claves técnicas y mecánicas con las que evolucionar su montura y pelear por las posiciones altas del torneo.

Esta será el primero de los muchos test de pretemporada que el menor de los Barba realizará en territorio europeo, antes de iniciar el calendario oficial de la competición en el mes de abril.

Los transalpinos ven en él lo que vieron en su día en Felipe Massa, Ricardo Zonta y Rubens Barrichello y esperan poder contar con un nuevo título en sus vitrinas y con otro piloto dando el salto a la Fórmula1.