Después de 100 días de reconocimientos, nuestro equipo invita a los participantes a ponerse a prueba en un verdadero Dakar con más de 5650 km de especial. Dunas, fez-fez, caminos que se pierden en el horizonte, montañas… todos los ingredientes están aquí para recordar que la llegada a Buenos Aires el 17 de enero, será merecida. Las llanuras de la Patagonia, el desierto de Atacama o el paso de la Cordillera de los Andes, en pleno verano austral, van a constituir un marco ideal para probar las calidades de resistencia de los pilotos inscritos en el Dakar 2009.

Ya son muchos los que han respondido. El 3 de enero por la mañana, 530 equipos iniciarán la salida del Rally desde Buenos Aires. 230 motos, 30 quats, 188 coches, 82 camiones, 49 nacionalidades… : Las estadísticas de este Dakar sudamericano están fuera de lo normal. Además, toda la elite mundial del rally raid se ha dado cita para reencontrarse en estos nuevos territorios. Los Mitsubishi defenderán su título ante grandes adversarios como Volkswagen, BMW y el team Gordon. En T2, tendremos a los Toyota y los Nissan en la búsqueda de una victoria muy codiciada. Sobre dos ruedas, las KTM vendrán preparadas para mantener su hegemonía en esta disciplina. Los mejores camiones también estarán aquí: Kamaz, Tatra, Hino, Mercedes, Ginaf, y el poseedor del título Man se disputarán el primer lugar.

Argentina y Chile dan la posibilidad de conservar el status de aventurero que siempre caracterizó a los hombres del Dakar. En los grandiosos territorios que encontrarán, los competidores que participarán de esta edición de excepción, tendrán la ocasión de explorar nuevos horizontes.

El entusiasmo que sentimos que tienen los competidores del Dakar 2009 encuentra un eco aún más importante entre los argentinos y chilenos, que manifiestan un fervor popular excepcional con vistas al paso del rally. En América del sur, se cultiva el amor por los deportes de motor y la aventura.

El Dakar existe, antes que nada, por su voluntad de descubrimiento y por su capacidad de enfrentarse con lo desconocido. Al cruzar el océano, el rally se presta a una experiencia fiel a sus valores, a su temperamento. 100% Dakar, es por último, el espíritu del desafío que nos propusimos como organizadores. Esta apuesta nos invita a permanentes cuestiones y llama a nuestra capacidad de adaptación y de descubrimiento.

Siempre con una idea en la cabeza: una aventura humana, una aventura extrema.