Carlos Ghosn,presidente de Renault, ha hecho saltar las alarmas en la F1 de nuevo.

Por todos es sabido que el brasileño nunca ha visto con buenos ojos el despilfarro que supone tener un equipo en F1, pero hoy, el hombre apodado cost killer, ha ido más allá en un comunicado de prensa.

“Sabemos de la importancia mediática que tiene la F1 para nosotros a nivel de constructores, pero en los tiempos tan duros que corren, no podemos asegurar la continuidad de la escudería en 2009.”

Sin embargo, lo más preocupante es el siguiente párrafo del comunicado:

“Incluso, no sabemos como responderá el mercado en 2009. Todos vimos lo que sucedió con Super Aguri el año pasado, y no podemos descartar que vivamos una situación similar”.

Para finalizar, el brasileño tranquiliza a sus empleados:

“No queremos hacer saltar las alarmas. Dentro de la criticidad de la situación, podemos presumir de que nuestra situación es estable, pero no sabemos si podremos seguir derrochando millones en la competición”

Descarga el comunicado de prensa completo aqui