El espacio dejado por BMW abre de nuevo las puertas a la escuderia de Joan Villadelprat. Tras la salida de Max Mosley (todo el mundo sabe que no son precisamente amigos Max y Joan), Epsilon parece el equipo mejor colocado para ocupar el lugar de BMW.