Marc Coma, con una novena victoria de Dakar, remonta en la clasificación general, que sigue dominada por Cyril Despres. En coches, el desierto dota de alas al Hummer de Robby Gordon, ganador de la etapa, tras sacarle un segundo a Stéphane Peterhansel. En camiones, Vladimir Chagin celebra su cumpleaños con una 51ª victoria de especial en el Dakar, la cuarta consecutiva en la presente edición.

La experiencia en el rally raid enseña que las victorias son una carrera de fondo. Después de haber perdido más de 40 minutos en dos días, por una penalización, primero, y, luego, por caprichos del motor, el vigente campeón empieza su remontada en la clasificación general. La entrada en Chile y el primer contacto con el desierto de Atacama han sido el escenario elegido por Marc Coma para deleitarnos con un espectáculo marcado por un dominio total. El piloto catalán, que tomó la salida de la especial en novena posición consigue el mejor tiempo de la jornada, habiendo dejado atrás en su recorrido a Street, Manca y Duclos. Aplicado y eficaz, ha podido verificar con satisfacción las cifras de su avance a la llegada: saca 2’04 a Casteu (segundo) y 3’14 a Despres (tercero), encargado hoy de abrir el camino. El resultado del día permite a Coma escalar tres puestos en la clasificación general, ahora sexto, a 36’50 de Cyril Despres.

Detrás del trío, los outsiders siguen destacando. Francisco “Chaleco” López logró en 2009 el hito de imponerse en la primera llegada chilena. Con su Aprilia 450cc, que aún tiene que demostrar su valía en el Dakar, el piloto local de la etapa ha logrado clasificarse en cuarto lugar en la jornada de hoy, a 5’06 de Coma. El Top 5 de la clasificación general permanece inalterado con Helder Rodrigues (tercero a 23’45 de Despres), Luca Manca (cuarto a 29’51) y Alain Duclos (quinto a 38’20), que confirman sus intenciones de participar en la pugna con los grandes líderes.

Un nuevo país, un nuevo terreno… el cambio de entorno ha dejado que destaquen nuevos pilotos. Robby Gordon, al que probablemente le resultaban un poco estrechas las pistas argentinas con su Hummer, ha empezado a liberar la energía contenida desde hace varios días. Además de su talento y de su rapidez, el estadounidense parece tener buena estrella este año. Tras 163 kilómetros de saltos y zigzagueos entre hierba de camello, consigue el mejor tiempo del día, sacando tan solo un segundo a Stéphane Peterhansel. Los grandes espacios le han debido recordar a Mauritania, escenario de su última victoria de especial en 2007, en Zuerat.

El golpe maestro de Gordon no ha sido suficiente para cambiar demasiado las tornas en la pugna por el título, en la que Stéphane Peterhansel parece seguir contando con la mejor baza. El piloto líder de BMW X-Raid, siempre cómodo cuando le toca abrir el camino, ha logrado el mejor tiempo intermedio en el CP1, con Carlos Sainz y Nasser Al-Attiyah pisándole los talones. Aunque deja los honores de esta jornada al estadounidense, “Peter”, sobre cuyos hombros recae toda la responsabilidad de la victoria, después del abandono de Roma, sigue adelante hacia su objetivo poco a poco y sin dar tregua. Actualmente, cuenta con una ventaja de 7’36 sobre Sainz, segundo en la general.

En Kamaz, las tradiciones se respetan. Por ejemplo, Vladimir Chagin quería regalarse la especial del 5 de enero, por ser su cumpleaños. Así sucedió el año pasado, pero también en 2006, la edición de su última victoria en la general. El clan ruso merece brindar con vodka por esta cuarta victoria consecutiva. El Zar cuenta ahora con 28 minutos de ventaja frente al segundo de la clasificación, su compañero de equipo Firdaus Kabirov.