En Copiapó, “Chaleco” se ha adjudicado su segunda etapa chilena en lo que va de Dakar, encontrando así un puesto en el podio provisional del rally, donde le acompaña desde hoy Ullevalseter. Ambos se sitúan, eso sí, a una distancia considerable del líder, el francés Cyril Despres. También en la categoría de coches se ha impuesto un piloto que no conoce límites: el francés Stéphane Peterhansel, 4º en la clasificación general a más de dos horas de Sainz, se ha adjudicado, ni más ni menos, que su 54ª victoria de etapa… En la categoría de camiones, Vladimir Chagin ha sido el más rápido, haciéndose -como “Peter”- con su 54ª victoria en el Dakar.

El ranking en la categoría de motos ha cambiado sustancialmente con el nuevo traspié de Marc Coma, que ha pasado de la 2ª a la 24ª posición de la clasificación general tras la última sanción. Si bien la penalización deja la vía libre para Cyril Despres, siempre y cuando no cometa grandes errores y sepa controlar la distancia que le separa de sus rivales, todo apunta a que la verdadera batalla la librarán los aspirantes al 2º puesto. Con una distancia sustancial del líder, tres pilotos se movían esta mañana en una franja de 11 minutos, con una ligera ventaja de Helder Rodrigues sobre Pal-Anders Ullevalseter y Francisco López. En esta batalla a tres bandas, la gesta del día la ha protagonizado “Chaleco”, que ha adelantado a su rival portugués en el camino hacia Copiapó. El chileno se adjudica así una nueva etapa en su país, la tercera de su carrera, tras ampliar su ventaja sobre todo en la segunda parte del recorrido.

López tendrá mañana la responsabilidad de abrir la pista, desempeñando el papel que le ha correspondido hoy al piloto Cyril Despres. El doble vencedor del Dakar ha debido hacer frente a una serie de dificultades de navegación que se han sumado a problemas en las llantas de sus ruedas, agrietadas tanto la delantera como la trasera. Despres ha tenido que esperar al CP3, tras 245 kilómetros de carrera, para coger la rueda de su mochilero Rubén Faria, lo cual le ha permitido terminar la especial en mejores condiciones. El piloto francés ha finalizado la etapa en 5ª posición, a 6’43’’ de “Chaleco”, pero sigue liderando cómodamente la general con una ventaja de 1h20’ sobre el noruego Pal-Anders Ullevalseter.

En coches, la jerarquía interna en el seno del equipo Volkswagen no ha sufrido grandes cambios. El miedo a pinchar ha llevado a los líderes a andarse con mucho cuidado. Carlos Sainz, que había realizado sus dos cambios de ruedas tras el km 300, se ha mostrado particularmente prudente durante los últimos 200 kilómetros, en los que no tenía recambios de los que echar mano en caso de problemas. Nasser Al Attiyah, como Sainz, se ha detenido en dos ocasiones a causa de pinchazos, así que no se ha podido beneficiar de la prudencia de Sainz. La etapa podría habérsela adjudicado, sin embargo, un Race Touareg, pues Giniel De Villiers, alejado de la pugna por los primeros puestos debido a un retraso de cuatro horas, firmaba el mejor tiempo provisional transcurridos 300 km. Sin embargo, también él ha perdido valiosísimos minutos debido a un pinchazo, terminando finalmente en 4ª posición la etapa del día.

Testigo directo de esta actuación “blanda” como la arena del desierto de Atacama, Stéphane Peterhansel se ha beneficiado de lo ocurrido enseguida, rodando en cabeza durante la mayor parte de la etapa tras haber adelantado a Al Attiyah. Cómodo tanto en las pistas rápidas como en las dunas, el francés se ha acercado ligeramente al trío vencedor de VW. Relega de paso al 4º puesto de la clasificación general a su compañero de equipo Guerlain Chicherit, que firmaba el mejor tiempo provisional al paso por el CP1 pero que ha tenido que hacer frente después a varios pinchazos y cortes eléctricos. Tras este éxito en Copiapó, Peterhansel se sitúa a 2h02’05’’ de Sainz, engrosando eso sí su marcador particular, que suma ya la impresionante cifra de 54 victorias.

En camiones, la buena racha continúa para Vladimir Chagin. El ruso suma ya 7 de 8 especiales en el Dakar 2010. Su palmarés, como el de Stéphane Peterhansel, alcanza ya las 54 victorias. El Zar aborda la conquista de un nuevo Dakar desde la serenidad, pues acumula por lo pronto una ventaja de 1h16 sobre su rival inmediato en la general, que no es otro que su compañero de equipo Firdaus Kabirov.