El piloto de BURN-XRAIDS piensa en disputar una carrera sin prisas pero sin pausas. Sabe que el Dakar no es una carrera al sprint y su fuerte es la constancia, entereza y  resistencia, por lo que tiene claro que la prueba se tiene que disputar a un 70 u 80 por cien de sus posibilidades.


El de Benicarló ha colocado todos los cuños necesarios en su tarjeta de salida para poder estar el primer día del año en el podio que se colocará junto al  emblemático símbolo de la ciudad de Buenos Aires,  el Obelisco,  el cual se encuentra situado en el cruce de las Avenidas Corrientes y 9 de Julio,  lugar de partida de ésta 33º edición del Rally Dakar.

Pellicer se encuentra ilusionado con su nueva participación en el Rally y sabe de sus posibilidades, así que el español piensa que su carrera tiene que ir de menos a más.

José M. Pellicer: Por fin hemos terminado de ir de ventanilla en ventanilla, todo un circuito “administrativo”, donde todos son papeles y más papeles, verdaderamente un aburrimiento. Mañana comienza todo con una etapa “light” sin cronómetros y el día 2 el Rally de verdad.
Sé que no llevo el mejor material, pero también es verdad que mi experiencia me servirá para mucho, así que espero terminar las 14 etapas y estar al final del Rally en una buena posición en la general.

Etapa de transición la que mañana se disputará entre Buenos Aires y Victoria, ya que será un enlace de 377 Km. sin reloj, pero eso sí, con muchísima expectación del público argentino que ataviará las carreteras para ver en directo la mítica prueba.