Cyril Despres, actual defensor del título en categoría de motos, se consolida en lo más alto de la clasificación general tras su segunda victoria consecutiva en el Personal Dakar Argentina Chile 2011, 2’35’’ por delante de su principal rival, el español Marc Coma. Carlos Sainz por su parte, ha conseguido una nueva victoria de etapa, sumando ya 19, y aventaja en 3’05” al X3 BMW de Stéphane Peterhansel en la clasificación general.


 

Impresionado por el rendimiento de Rubén Faria durante la tarde de ayer, Cyril Despres supo ya por la noche que la victoria de la primera etapa caída finalmente de su lado tras la imposición de un minuto de sanción a su compañero de equipo por exceso de velocidad. Eso colocaba al defensor del título en la primera línea de la etapa de hoy, con la responsabilidad de abrir la pista. Si bien el recorrido de hoy no era de los más exigentes en términos de navegación, Despres ha conseguido sin duda lo más difícil en un rally raid: permanecer en cabeza de principio a fin de la etapa, ampliando incluso su ventaja sobre sus rivales. Al término de los 300km, el francés se adjudicaba el mejor tiempo, cosechando así su victoria número 25 en el Dakar, siendo ésta la tercera vez que gana una etapa tras abrir la pista.
Aunque todavía es pronto para los pronósticos, todo apunta a que seremos testigos del ya tradicional duelo entre Despres y Marc Coma, que ha quedado hoy a 1’49’’ del líder en la etapa y se encuentra a 2’35’’ en la clasificación general. Rubén Faria, 3º en la clasificación, acumula ya un retraso de 6’13’’. La jornada también nos ha permitido apreciar las capacidades de David Casteu. El piloto de la casa Sherco, tras una primera etapa con resultados discretos, ha sido el más rápido perseguidor de las KTM en la ruta hacia Tucumán. Tras llegar 3’46’’ más tarde que la pareja líder, avanza posiciones hasta colocarse en el 6º puesto de la general, detrás eso sí de Francisco “Chaleco” López y Paulo Gonçalves. La lucha entre Aprilia, BMW y Sherco ya ha comenzado y quizás no sea una batalla únicamente por los accésits. Pal-Anders Ullevalseter, 2º el año pasado, tendrá dificultades para meterse en el pelotón de aspirantes, vistas las dificultades que está teniendo para adaptarse a su nueva moto: “¡Quiero mi 690cc!”, se queja el noruego, 29º en la clasificación general tras sólo dos etapas…

 

Alejandro Patronelli ha recuperado el prestigio perdido de la cofradía de los pilotos de quads argentinos al adjudicarse la etapa tras un duro mano a mano con Josef Machacek. El líder checo ha llegado sólo 24’’ más tarde que Patronelli pero conserva su liderato en la general, con una ventaja de 5’01’’ sobre el mayor de los Patronelli. Marcos Patronelli, por su parte, ha terminado 6º en la jornada de hoy, a 10 minutos, demostrando así que no ha abdicado tras la sanción de 6h00 que le impusieron ayer los comisarios por presentarse en la línea de salida de la especial superada la hora límite.

 

Gracias a la aportación de Carlos Sainz, España logra el empate en la batalla que libra con Francia. Como ocurriera la víspera, el “Matador” ha sido el primero en salir al asalto de la especial del día. Como ayer, ha tenido que lidiar con las tormentas que también hoy han hecho acto de presencia en la región. Y ya puestos a mantener el status quo, Sainz vuelve a finalizar una especial, en este caso de 324 kilómetros, con el mejor tiempo, cosechando así su 19ª victoria de etapa en el Dakar. Como era de esperar en un terreno que se asemeja bastante al de los rallies tradicionales, el pilotaje del doble campeón del mundo sigue brillando con luz propia. Sin embargo, Nasser Al Attiyah, también él experto en este tipo de terreno, si bien su palmarés es menos abultado, ha dado muestras de sus capacidades. El catarí ha finalizado hoy la etapa a 1’03’’ de su compañero de etapa, si bien Stéphane Peterhansel, que se encuentra a 3’05’’, sigue siendo la principal amenaza de Sainz.
Por detrás, los problemas han cambiado de dueño puesto que Guerlain Chicherit, que perdía más de una hora en la etapa inaugural, recupera un standing más propio de lo que se esperaba de su Mini Countryman; el piloto ha logrado el 7º mejor tiempo tras adelantar a una decena de vehículos. Muy distinto ha sido el día para Mark Miller, víctima de un accidente en el km 45. El estadounidense ha terminado la etapa al ralentí, obligado a detener su vehículo en varias ocasiones. En total, ha necesitado unos 50 minutos más que su compañero de equipo Carlos Sainz para terminar la jornada. En cuanto a la batalla entre los Race Touareg y los X3, se aprecia un cierto equilibrio. Con De Villiers (VW, 4º), Terranova (BMW X3, 5º) y Holowczyc (BMW X3, 6º), hay 3 modelos de cada entre los 6 primeros coches del día.