El Dakar ha llegado a su fin para Jesús Calleja anticipadamente hoy en Copiapó. El piloto del equipo Toyota Coopertires Desafío Extremo se ha visto obligado a retirarse en la novena etapa del Dakar 2011, en la que una gran cantidad de competidores han visto un final anticipado a su lucha por llegar a Buenos Aires.

La extrema dureza de las últimas jornadas ha ido castigando, jornada tras jornada, la mecánica de su robusto Toyota Hilux, que finalmente no ha podido resistir la excesiva dureza de una edición que está resultando destructora con la mecánica de los coches que compiten. El abundante fesh fesh, nunca visto en ediciones anteriores, ha terminado por dañar la caja de cambios y el motor de su coche, que a pesar de las continuas trampas de la legendaria prueba, estaba dando muestras de una gran resistencia. Sin embargo, hoy nuevamente el fesh fesh ha sido protagonista de la jornada y el coche de Jesús, muy castigado estos últimos tres días, ha terminado por desistir.

El piloto del equipo Toyota Coopertires Desafío Extremo ha realizado una gran carrera hasta hoy, al igual que su Hilux, que se ha mostrado muy robusto hasta el último momento. La extremada dureza de esta jornada -a las 20.00 horas sólo 21 coches habían llegado al bivouac de Copiapó-, ha terminado por dañar seriamente la caja de cambios y el motor del Toyota Hilux, lo que le ha obligado a tomar la difícil decisión de retirarse en mitad de la especial. A pesar de ello, Jesús Calleja ha llegado con el coche en marcha al bivouac de Copiapó, pero ya sin opciones de poder seguir compitiendo mañana.

Ahora las esperanzas del equipo Toyota Coopertires Desafío Extremo quedan en manos de Xavier Foj, que hoy ha llegado de nuevo al campamento y se mantiene luchando por terminar entre los primeros veinte clasificados de la general. Jesús Calleja seguirá a partir de ahora el Dakar como parte del equipo de prensa que ha seguido día a día las evoluciones de los dos pilotos del Toyota Coopertires Desafío Extremo.