Con la decimoprimera posición del viernes, un buen inicio del Mundial para Jaime Alguersuari a pesar de que ha quedado  inédito en el primer entrenamiento libre de hoy viernes, al ceder alternativamente esta sesión al tercer piloto del equipo, el australiano Daniel Ricciardo.

En Malaysia, próxima prueba del Mundial, será Buemi quien ceda su coche al australiano.

Ceder una sesión al tercer piloto, es buena estrategia para formar en la F1 un nuevo piloto del Red Bull Junior Team , pero sin duda perjudica el normal desarrollo del Gran Premio para los pilotos titulares, Sebastien Buemi y Jaime Alguersuari.

A pesar de haber perdido la primera sesión, Jaime estuvo muy brillante en la segunda  al obtener el decimoprimer mejor tiempo y lograr imponerse por primera vez este año, a su compañero Buemi. Al término de la jornada del viernes, encontramos a un Jaime sonriente y pletórico que nos dijo lo siguiente:

“He sentido una cierta intranquilidad durante los días previos al inicio del Gran Premio de Australia, porque la verdad es que no me hacía mucha gracia ceder la primera sesión  al tercer piloto.

Albert Park es un circuito urbano que necesita mucha delicadeza en la conducción y gran compenetración con el coche y los muros.

Por esto estoy especialmente contento porque en frío, sin las vueltas de la primera sesión, he ido rápido de inmediato dejando un margen de seguridad para no cometer ningún error inesperado. Tengo ganas de rodar mañana normalmente en el entreno libre 3 de la mañana, porque realmente el coche me ha transmitido unas excelentes sensaciones.

El tacto de volante, mucho más duro que el año pasado en esta pista, me ha transmitido un grip (agarre del coche al suelo) mucho mayor que en 2010.

Albert Park, no es ni Valencia, ni Jerez ni Barcelona, aquí los muros pasan muy cerca y es fundamental tener un coche pegado al suelo.

Me he sentido muy bien con las ruedas blandas y una carga respetable de gasolina, tengo la convicción de poder ir más deprisa mañana, en las mismas condiciones porque además de un cierto margen de prudencia en las vueltas rápidas, se ha disparado la bomba del líquido de agua de consumo para beber y he tenido que arrancarme en plena faena, el tubo que ha derramado encima de mi brazo y mi cuerpo un litro y medio de agua.

También me ha sorprendido el buen comportamiento en la tanda larga con mucha gasolina donde las diferencias con los mejores coches del campeonato  han sido aún más pequeñas.

Me ha sorprendido superar a Buemi hoy viernes, sin haber disputado la primera tanda pero esta satisfacción tan solo dura unas horas.

Mañana empezamos de nuevo. Mi mejor regalo de cumpleaños, sería entrar mañana en la Q1”