EN ESTE MOMENTO NO HAY PRIORIDAD A LA INDIVIDUALIDAD, IMPORTA SOBRE  TODO EL CONJUNTO, EL EQUIPO

AHORA NO HAY MARGEN PARA EL  EGO AUNQUE LOS RESULTADOS BENEFICIEN PUNTUALMENTE A BUEMI O A MÍ

Se han disputado cuatro Grandes Premios, nunca he corrido más y mejor que ahora, nunca he estado mejor física y mentalmente, y a pesar de esto los resultados en forma de puntos no lucen en mi casillero, todavía.

Ayer estuve en Faenza (un viaje más, por voluntad propia, que mereció la pena), en un largo y provechoso encuentro con Giorgio Ascanelli, director técnico de Toro Rosso y mi ingeniero Andrea Landi.

Las conclusiones en las que coincidimos los tres, fueron estas:

Estamos trabajando todos, equipos y pilotos en una única dirección, hacer eficiente nuestro monoplaza para aprovechar al máximo las características de los nuevos Pirelli.

En este momento, no hay prioridad a la individualidad, importa sobre todo el conjunto, el equipo.

Estamos buscando la máxima prestación en todos los sentidos del STR06.

Quiero enviarles desde aquí un mensaje a mis amigos, a los aficionados que creen en mí y también a los medios de comunicación en general, todos ellos tan preocupados y atentos a mi duelo personal con mi compañero Sebastien Buemi.

En primer lugar, esta atención y preocupación de todo el mundo me alaga i me estimula, pero después de mi reunión ayer en Faenza con Giorgio Ascanelli, quiero deciros a todos que las notas, la valoración del trabajo, será como en la universidad, al final del curso.

Ahora no hay margen para el ego aunque los resultados beneficien puntualmente a Buemi o a mí.

El equipo está buscando caminos, en ocasiones distintos, con estrategias distintas y Buemi y yo solo somos piezas en el engranaje.

Nuestra misión es correr al límite de nuestras capacidades y lo estamos haciendo y demostrándolo en cada Gran Premio, con independencia de los problemas de inicio de temporada como los flap defectuosos en Singapur, la rueda que perdí en China o la estrategia de neumáticos en Turquía.

Todos estos incidentes, nos están ayudando a todos a mejorar el coche, el equipo y los pilotos.

Todos sabemos que el potencial de Toro Rosso este año es muy alto.

Ahí están los puntos de Buemi, mi decimoprimera posición en Australia, mi séptimo lugar en la Quali de China, o mi remontada del 20 hasta alcanzar a Kobayashi que era el 10, a seis vueltas del final en Turquía.

Hace unos días el team principal del equipo Franz Tost, zanjó otra polémica, en línea con lo que acabo de explicar. El tremendo esfuerzo que todos sin excepción, estamos haciendo para mejorar el Toro Rosso.

Franz ha dicho que Buemi y yo somos inamovibles en Toro Rosso.

Esta afirmación coincide con el ambiente de familia, de esfuerzo y de trabajo que estamos viviendo en Toro Rosso.

He dicho que las notas se darán a final de curso, porque el trabajo no está terminado, y aun no tenemos el coche para dar grandes alegrías.

Finalmente, mi mensaje a todos mis amigos es “Wait and see”, espera y observa. Faltan 15 grandes premios y las notas no las darán hasta el final del curso.

Allí nos vemos.