Esta ha sido la primera especial larga. Una maratoniana jornada que acabara en el podio de salida. Hemos empezado por realizar todos los trámites burocráticos (licencias federativas, permisos de conducir, pasaportes, certificados médicos, sistemas de seguridad, cursos de GPS…).


Una vez acabados estos trámites llegaron la verificaciones técnicas, un poco más complicadas de lo normal. Este vehículo sigue una reglamentación técnica un poco particular. El Dakar no es una prueba regida por la federación internacional de automovilismo y por lo tanto permite la participación de todo tipo de vehículos, siempre y cuando cumplan unas estrictas normas de seguridad. Por este motivo se ha hecho un poco más complicado todo, pero al final…. el coche está en el parque cerrado.
Con el tiempo justo nos hemos ido a comer, para luego asistir al primer briefing de este Dakar. Como todos los años, el participante más joven, 20 años, nos ha leído las normas de conducta de la familia del Dakar. A muchos de nosotros nos ha aflorado la emoción, como el primer briefing de nuestro primer Dakar.
Siguiendo con la carrera nos fuimos al hotel, nos cambiamos de ropa y nos pusimos la equipación de carrera para el podio de salida. Miles de personas distribuidas por todo el recorrido nos daban una calurosa recepción en el centro de la ciudad. La zona del podio era un Hervidero, la gente ha tomado la calle para ver la caravana del Dakar.
Ahora no hay marcha atrás. Feliz año a todos y… ¡Qué empiece el espectáculo!