Hoy hemos disputado la primera especial de la carrera, que, la verdad sea dicha, no ha ido nada bien para nosotros, aunque teniendo en cuenta que podía haber sido muchísimo peor, estamos más que contentos con el final de la historia.
El recorrido de hoy nos favorecía bastante, ya que se trataba de una etapa de 57 km cronometrados que discurría paralela al mar, por una pista que en sus primeros kilómetros estaba muy bacheada, para luego entrar en una zona rapidísima que nos llevaba hasta el final del tramo.

 

 

 

 

 

 

 


No hemos corrido riesgos, pues en estas primeras jornadas tendremos que adaptarnos al coche, pero aun así en la primera zona bacheada hemos podido comprobar el excelente trabajo que hacen las suspensiones del Hummer. Es realmente impresionante, ya que en sitios en los que con el Volkswagen habríamos tenido que frenar bastante, con el Hummer se pasa a fondo.
La especial transcurría bien hasta que a 10 km de la meta ha comenzado a oler a aceite y ha saltado el chivato. Hemos parado para ver qué pasaba, comprobando que había una fuga en el circuito, pero cuando hemos ido a continuar el coche no ha arrancado. Se había roto una pieza del sistema eléctrico, con lo que el potente V8 no ha vuelto a rugir. Así, hemos acabado la especial remolcados por el coche de nuestro compañero de equipo, Robby Gordon, quien a pesar de pararse y remolcarnos durante 10 km, ha terminado cuarto el tramo, a menos de un minuto del ganador. Eso nos da una idea de cómo habrían ido las cosas para nuestros dos coches de no ser por este problema.

 

Tras la especial hemos estado bastante tiempo parados al tener que esperar la pieza eléctrica, que iba en uno de los coches de asistencia y estaba bastante lejos de nuestra posición. Eso nos ha retrasado mucho y hemos terminado muy tarde el largo enlace de 700 km hasta el final de la etapa.
Ha sido un día duro y complicado, aunque estamos muy contentos, ya que hubo momentos en los que se nos pasó por la cabeza que se había acabado y todavía estamos aquí. Hemos perdido nueve minutos y mañana saldremos retrasados, pero saldremos. Señoras y señores, bienvenidos al Dakar.